Capítulo 2: Canis Lupus Signatus

Capítulo 2: Canis Lupus Signatus

Haciendo eco de las palabras del anterior capítulo, sólo a través de la educación y el conocimiento se puede llegar a la compresión, amor y respeto. Así que vamos a repasar algunos datos básicos sobre el lobo que habita en nuestro país.

El lobo ibérico, nombre científico canis lupus signatus, es una subespecie del lobo gris, (que habita en diferentes puntos de Eurasia, Norteamérica y Oriente) endémica de la Península Ibérica.  Aquí el lobo se encuentra en la cúspide de la cadena trófica, esto es que se trata de un superdepretador, como el oso pardo. Se alimenta principalmente de la carne de grandes herbívoros, a los que caza en grupo, como el ciervo y el jabalí. En ocasiones también consume carroña, pequeñas presas como roedores y bayas silvestres.

Posee un pelaje de color pardo, combinando grises, ocres y marrones. En invierno es muy espeso, protegiéndole del frío y las inclemencias del tiempo, mientras que verano es más corto para combatir las altas temperaturas. En la Península se da el caso de que a causa de la presión humana (que les obliga a camuflarse en un paisaje alterado por el hombre) el pelaje del lobo muestra poca variabilidad, y no existen ya casos de lobos  negros o blancos, que si pueden observarse en Norteamérica, por ejemplo.

Los lobos son animales gregarios, es decir, viven en grupos. Normalmente los lobos ibéricos se concentran en manadas de hasta nueve ejemplares, dominados por una pareja alfa, que son los únicos que pueden reproducirse. Toda la manada se encarga del cuidado y alimentación de los cachorros y, por lo general, la pareja alfa permanece unida toda la vida. Los lobos establecen dentro del grupo complejas relaciones de jerarquía y fuertes lazos familiares. Tienen además un sistema de comunicación basado en olores y señales visuales y sonoras, como sus famosos aullidos que les sirven para marcar su territorio e identificarse unos a otros en los confines del bosque.

En España las poblaciones de lobos se concentran en dos zonas divididas por el río Duero. Al Norte tenemos las poblaciones de Galicia, Asturias, Cantabria y las más numerosas en Castilla y León. En esta parte del país el lobo no está protegido por la ley y puede cazarse.  Al sur del Duero existe una frágil población fragmentada en puntos del centro de España y Andalucía. Esta población se encuentra muy amenazada y acabó por ser protegida.

signatus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s