PEQUEÑAS GRANDES HISTORIAS

PEQUEÑAS GRANDES HISTORIAS

Hace unas semanas vi la película Loreak (“Flores” en euskera) que ha sido seleccionada para competir como candidata a los Óscar. Me sorprendió gratamente esta pequeña producción que cuenta una historia enorme. Y no porque sea nada chocante, inusual, impactante, desmesurado. Sino porque trata los grandes temas del ser humano: el amor, la felicidad y la muerte. Los personajes son gente normal, con caras corrientes, vidas comunes. Los personajes podríamos ser tú o yo. Lo que les ocurre podría pasarle a cualquiera. O más bien, nos pasa a todos.

A veces, en busca de la gran historia, del gran hallazgo, olvidamos que lo más determinante en la vida es precisamente aquello que ocurre en nuestras minúsculas existencias. Aquellos acontecimientos que por cotidianos que sean realmente marcan hitos en nuestras vivencias. Echaba de menos (y continúo haciéndolo) alguna narración (escrita o con imágenes) que versara sobre las pequeñas/grandes realidades. Más aún de la forma sutil y potente con que lo hace Loreak: Un guión implícito, personajes redondos que dicen sin hablar, temporalidad bien estructurada, lógica, objetos que transmiten ideas. Por encontrarle un  pero, se abusa de un exceso de naturalidad en los elementos cinematográficos, en pro de una estética documental que potencie el realismo, en mi opinión, innecesariamente.

No es que no me gusten las historias extraordinarias. Me encantan. Pero se cuentan cientos de ellas, en una especie de escapismo colectivo, mientras que escasean las historias más cercanas y mundanas. Si las otras me encantan, éstas últimas, bien contadas, me fascinan. Porque, como decía antes, son nuestras historias. Y cuando alguien te las relata te inspiran, te enseñan, te ayudan.

Me gusta la idea de buscar lo extraordinario en lo cotidiano. La aventura de vivir ocurre en cada instante de la existencia. Y nuestras vidas son las historias más grandes que merezcan ser contadas.

flores2

Anuncios
LAS MEJORES MALAS DE FICCIÓN

LAS MEJORES MALAS DE FICCIÓN

Hace tiempo ya hice una lista de mis “malos” favoritos. Ahora es el turno de las féminas.

Atia 10- ATIA DE LOS JULIO: La estupenda serie histórica Roma recrea la que probablemente es la época más popular del Imperio Romano, exceptuando la aparición de Jesucristo. Todos los grandes personajes de la Historia aparecen. Julio César, Marco Antonio, Cleopatra…Y entre tanto famoseo un personaje histórico “menor” pero de gran importancia en la ficción. Mi mala número diez es Atia, sobrina de Julio César. Ambiciosa, sin escrúpulos, usa todas las armas a su alcance para procurar el éxito de su familia.

Catherine 9- CATHERINE TRAMELL: O el cruce de piernas más famoso de la historia del cine. Sí, lo habéis acertado, hablamos de Instinto Básico, el momento cumbre en la carrera de Sharon Stone. Sobreactuada hasta la médula, con una de esas tramas que dan entre pena y risa y teniendo como partenaire a un Douglas tan malo como siempre, lo cierto es que el personaje ha quedado grabado en la cultura audiovisual contemporánea. Lo que ya es mucho teniendo en cuenta que la mayor parte de ellos se pierden como granos de arena en la vastedad de la producción cinematográfica.

Cruella 8- CRUELLA DE VIL: ¿Puede haber algo más malvado y cruel que querer matar a más de cien cachorritos de dálmata para hacerse un abrigo de piel?
Esta es la premisa de esta adicta a la moda cuyo nombre lo dice todo. Obsesionada con el B&W look y unos rasgos semejantes al rostro que Michael Jackson acabaría luciendo en sus últimos años, esta mala, malísima fue llevada a la carne y hueso por la siempre excelente Glenn Close.

Mistica7- MÍSTICA: Para mí, la mutante más guay de todas, superando de largo a las “chicas buenas”. Es fuerte e independiente y tiene la suficiente personalidad como para hacerle frente a Magneto y al Profesor X ella solita. Misteriosa, atormentada, egoísta y con una larga historia a sus espaldas, es un personaje Marvel de inagotables posibilidades.

Reina 6- LA REINA MALVADA (BLANCANIEVES): De todas las brujas malas de Disney (con permiso de los Hermanos Grimm) siempre he pensado que la de Blancanieves se lleva la palma. Es despiadada, trepa y narcisista al extremo. Es por eso que cuando se entera que su hijastra la supera en belleza manda matarla. Es la mala por definición: fría, guapa y cruel.

ratchet 5- ENFERMERA RATCHED: Magnífica antagonista para Jack Nicholson en aquella maravillosa Alguien voló sobre el nido del cuco. Representa todo lo opuesto a Randle McMurphy. Frente a la “locura”, rebeldía y espontaneidad de éste, ella es el paradigma de la rectitud, la firmeza y la racionalidad. Una interpretación sobresaliente de, la poco valorada después, Louise Fletcher que apenas mueve un músculo de la cara ante los desafíos del falso enfermo.

Annie 4- ANNIE WILKES (MISERY): Si hay un personaje femenino que realmente me pone los pelos de punta esa es Annie Wilkes, la psicópata enfermera del libro y posterior película Misery, otra inquietante historia creada por Stephen King. Como pasa en algunos casos, si además ese personaje es interpretado por una magnífica actriz como Kathy Bates, dotando a la siniestra mujer de un físico imponente, adquiere una nueva dimensión más allá del papel. Una buena alegoría de los entresijos del mundo editorial: que obliguen a un escritor a escribir algo que detesta (bajo amenaza de muerte).

Catwoman 3- CATWOMAN: Lo que más me gusta de Catwoman es su ambigüedad. A veces es mala y a veces es buena. Ella va a la suya. A su interés. Es independiente y no le debe nada a nadie. Vamos que el nombre le va como anillo al dedo. Si además todo eso lo metes en un traje de cuero negro y lo dotas de un apabullante sex-appeal, pues entiendo que a Batman se le vaya la olla con ella. Para rizar el rizo la llevas a la realidad en las carnes de la Michelle Pfeiffer, pues ya que más quieres…Lo siento Anne Hathaway, tú no estuviste mal (aunque tu vestuario era lo peor), pero la Pfeiffer es la Pfeiffer…

Y llegamos a los dos primeros puestos… Me ha sido realmente difícil decidirme por quien es la ganadora de las malas, porque top one está muy reñido entre dos grandes y estupendas malas. Pero finalmente he decidido que la mala que ocupe el segundo puesto sea…

Cersei 2- CERSEI LANNISTER: Hay pocas malas que hayan generado tantos odios como la reina Cersei. Los apelativos negativos se quedan cortos con ella: vanidosa, cruel, manipuladora, ruin, maquiavélica… Y sin embargo hay momentos en los que incluso la compadeces. Cersei merece mi desprecio y mi admiración a partes iguales. En el mundo fantástico-medieval de Juego de Tronos (o los libros Canción de Hielo y Fuego) las mujeres no lo tienen nada fácil. Un mal bicho como Cersei es capaz de sobrevivir (de momento) en medio de un mar de testosterona en el que otras se ahogarían. Y encima en la imagen real cuenta con la cara y el cuerpo de Lenna Headey, ahí es nada.

Gemma 1- GEMMA TELLER-MORROW: Y aquí está, la mala que ha conquistado mi corazón (lo siento Cerséi, antes habías sido tu). Hace unos meses consumimos compulsivamente en casa todas las temporadas de Sons of Anarchy, y además de empezar a mirar a los moteros de otro modo, descubrí a un excelente personaje, que en mi opinión, es más protagonista que el protagonista. Gemma es la madre reina de este club shakesperiano y no está dispuesta a que nada, ni nadie le quite ese puesto. Ella no es mala del todo, pero las circunstancias le obligan a serlo. Todo sea por la familia. Por supuesto el personaje no tendría ese enorme carisma si no estuviese acompañada del físico de Katey Sagal. Aquella Peggy de la fenomenal Matrimonio con hijos con un look muy diferente, alimentada a base de cigarrillos y café.

Para terminar quiero citar a Atia de los Julio que en el último capítulo de Roma dijo una frase bien apropiada para todas estas malas: “Mujeres mejores que tú han intentado destruirme…Y ahora están muertas.”