LA FIESTA DE MI PATRIA CHICA

LA FIESTA DE MI PATRIA CHICA

(Nota: Al final de este texto encontrareis un glosario con las definiciones de algunos términos alicantinos con los que puede que no estéis familiarizados)

Como muchos ya sabéis soy oriunda de Alicante y habitante de Barcelona desde hace casi ocho años. Aunque adoro a mi ciudad de acogida y a sus gentes (no voy a meterme en rollos políticos pero, para desilusión de muchos, los catalanes no son monstruos de ojos rojos que se comen a los niños) mi corazón pertenece a la localidad levantina. La tierra de la coca amb toninya*, del arroz a banda* y de la mentireta* vivirá próximamente su fiesta grande. Las Hogueras de San Juan o Fogueres de Sant Joan, como se prefiera, se celebran del 20 al 24 de junio y se llevan celebrando, tal y como ahora las conocemos, desde el 1928. Son unas grandes desconocidas en el amplio muestrario de fiestas del país y se yerguen a la sombra de las Fallas de Valencia. Las fogueres son construcciones de tamaño considerable (algunas verdaderamente enormes, otras algo más discretas) de cartón piedra y madera compuestas por ninots*, y que, como su propio nombre indica, están concebidas para ser quemadas. Els mestres foguerers* se pasan prácticamente un año trabajando con esmero en sus esculturas, que, una vez expuestas, arderán en unos pocos minutos la noche grande de la fiesta. Pero antes de llegar a eso, una reflexión sobre el significado o el impacto de las Hogueras en el pueblo alicantino. Para los que las viven de forma cercana con una implicación total en la barraca y hoguera de su barrio** es el acontecimiento más importante del año. Desde la gestión de las barracas, el personal que trabajará en ellas, pasando por el diseño de la hoguera, la elección de las Belleas* y un montón de tareas más que desconozco, son para estas personas una parte relevante de sus vidas, a la que dedican esfuerzo, ilusión y dinero. Para los que no estamos tan metidos en los engranajes del evento supone una cita anual con la diversión al aire libre y el folcklore de nuestra tierra (la millor terreta del món*.) Pero para todos nosotros las Hogueras son la excusa perfecta para dar rienda suelta a los excesos y al desparrame durante cuatro días sin que nadie te mire mal por ello, porque todos están haciendo exactamente lo mismo que tú.

Bajo un sol de justicia y embriagada por una mezcla de pólvora y fritanga la ciudad de Alicante se llena de música y estallidos de petardos. Dejan de pasar los coches, la gente anda por las carreteras y las hogueras emergen del asfalto cada pocos metros.
Y si por el día aquello ya parece una bacanal, por la noche Sodoma y Gomorra son un jardín de infancia frente al despiporre alicantino. Poseídos por el espíritu hogueril jóvenes y no tan jóvenes se lanzan a un torbellino de bailes, barracas y alcohol. A veces supone un exceso de descontrol que se traduce en borracheras de órdago, órdagos que no son de borracheras, ambulancias, potadas, meados callejeros y violencia de toda índole. Esa es, sin duda, la parte menos entrañable de la fiesta de mi patria chica. Pero, si se viven con cierto civismo, pueden ser una celebración divertida, relativamente sana y llena de color. No cabe duda de que la mayoría de los alicantinos nos sentimos muy orgullosos de nuestra fiesta grande. De hecho, lo peor que le puedes decir a un alicantino al respecto (y lo digo con conocimiento de causa) es: “¿Las Hogueras? ¿Qué son como las Fallas pero en pequeño?” No voy a añadir nada más a esto.

De todos modos, lo que a los de la Terreta* nos parece de lo más natural, puede extrañar a los foráneos. Mi compañero en la vida, natural de Barcelona, ya está más que acostumbrado (éstas serán sus terceras Hogueras) pero al principio alucinaba bastante con nuestras, en ocasiones, salvajes tradiciones. Enumeraré algunas de las más chocantes:
– La Mascletà*. ¿Cómo es posible que disfrutemos de la exposición gratuita a un estruendo de altísimos decibelios y varios minutos de duración? Como buena alicantina, no sé dar una explicación razonable. Simplemente diré que me gusta, que nos gusta y emociona, y que el cosquilleo que te deja en los oídos también se nota en el corazoncito (espero que no como preludio de un paro cardíaco.)
– La Despertà*. ¿Qué sentido tiene después de haber estado de juerga hasta las cinco de la mañana a las siete una banda de música se dedique a dar vueltas por la ciudad con el objetivo de despertar a los durmientes? Lo único que se me ocurre es que el día no tiene horas suficientes para disfrutar del desenfreno infinito de estas fechas. Desperdiciar el tiempo durmiendo carece de sentido cuando puedes estar tomando cañas antes de la Mascletà (y eso que el último cubata te lo bebiste hace solo cuatro horas.)
-La Cremá*. Ya he mencionado antes que la meta final de esta orgía de alcohol y cohetes, es, efectivamente, quemar las coloridas esculturas. ¿Por qué pasarse un año entero volcado en elaborar y perfeccionar unas construcciones destinadas a ser destruidas por el fuego? Pues porque son solo materia inanimada concebida para el placer, cuyo recuerdo quedará en la memoria, siendo su desaparición un estímulo para la creación de algo nuevo, más original y rompedor.

Un año más viajaré a mi amado Alicante para celebrar San Juan. Y este año además con un plus, pues una amiga muy querida para mi se casa el día 21, y huelga decir que no es casualidad, pues ella es una alicantina de pura cepa.
Otras Hogueras de reencuentros, brindis, cánticos y fuego, mucho fuego. Así que: “Senyor pirotècnic, pot començar la Mascletà.”*

GLOSARIO:
COCA AMB TONYINA: Como su nombre indica se trata de una especie de empanada grande y plana rellena de cebolla y atún. Terriblemente buena y muy propia de estas fechas.
ARROZ A BANDA: Es un arroz seco muy típico del territorio de levante hecho con una base de caldo de pescado muy sabroso y que se come acompañado de alioli. Su particularidad radica en que, a diferencia de la mayoría de arroces y paellas, éste no lleva “tropezones” de ningún tipo.
MENTIRETA: Se trata de uno de los combinados que pueden hacerse con licor café, siendo en este caso con limón granizado. No hay que confundir el licor café con orujo de café. El licor café es una bebida alcohólica de menor graduación y mucho menos densa que se toma mezclada con otras bebidas como coca-cola (recibe el nombre de plisplay) o fanta de limón (conocido como burret)
MESTRES FOGUERERS: Son los artesanos que se dedican a diseñar y construir las hogueras y ninots.
NINOTS: Son, traducido de forma literal, “muñecos” de cartón piedra que usualmente caricaturizan a personajes públicos con una intención satírica.
BARRACA: La barraca es un recinto eventual que se levanta en los aledaños de la hoguera a la que pertenece. Dentro hay barras, mesas y altavoces con música, siendo una suerte de restaurante, picnic y discoteca a un tiempo. Cabe decir que cada barrio tiene una hoguera que compite con el resto por ganar el premio a la mejor hoguera de ese año.
BELLEAS: Asimismo por cada hoguera hay también una Bellea o Belleza, a saber, una joven de buen ver que actúa a modo de embajadora de su hoguera y barrio, existiendo a su vez la versión infantil. El honor máximo al que aspiran todas las belleas es a ganar el título de Bellea del Foc: la representante oficial de todas las hogueras de la ciudad y de la fiesta en sí.
LA MILLOR TERRETA DEL MÓN: Es una coletilla o dicho con la que los alicantinos definimos nuestra localidad.
(LA) TERRETA: Es el apelativo cariñoso con el que los alicantinos nos referimos a nuestra tierra.
LA MASCLETÀ: Todos los días de Hogueras a las 14.00 hrs en la Plaza de los Luceros (en el centro de Alicante) se prende la mecha de cientos de cohetes y petardos cuyas explosiones no dejan lugar a ningún otro sonido durante quince minutos aproximadamente. Las gentes se reúnen en torno al espectáculo pirotécnico para deleitarse con el estrépito.
LA DESPERTÀ: Como se explica en el mismo artículo, una banda de música recorre la ciudad a primeras horas de la mañana con el objetivo de levantar a todos los festeros y llevarlos de nuevo a la fiesta. Este es el nombre que recibe dicha costumbre.
LA CREMÀ: La noche cumbre de la fiesta. A las 00.00 del día 24 de junio se prenden todas las hogueras de la ciudad. Arden dando por concluido el festejo.
SENYOR PIROTÈCNIC, POT COMENÇAR LA MASCLETÀ: Estas palabras, pronunciadas por la Bellea del Foc, suponen el pistoletazo de salida para la primera mascletà en el primer día de Hogueras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA                                                                                                                       hoguera--644x362

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s