AL OTRO LADO DEL CRISTAL

AL OTRO LADO DEL CRISTAL

Hace tiempo que quería escribir sobre un tema que, por desgracia, sigue siendo tabú para muchas personas hoy en día. Se trata de las enfermedades mentales. Investigando sobre el tema no tardé en descubrir que un término más apropiado para referirse a los males de la mente humana es trastorno mental. No quiero hacer un análisis detallado de los diferentes trastornos y sus síntomas. Todos hemos oído términos como esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión, aunque bien es cierto que sabemos muy poco de lo que se encuentra detrás de cada una de estas palabras. Si queréis ahondar sobre el tema desde una perspectiva clínica os recomiendo que visitéis la página http://www.psicoactiva.com/cie10/cie1.htm donde encontrareis la Clasificación por la OMS de los trastornos mentales. Más bien me gustaría entrar en la dimensión emocional y personal de aquellos individuos que se enfrentan cada día de su vida a estas afecciones. He leído varios blogs de gente con diferentes trastornos, aunque sobre todo de esquizofrénicos. Y he descubierto la dura realidad a la que han de enfrentarse en su vida cotidiana. Cuando es tu propia psique la que te ataca, por decirlo de algún modo, eres tan incapaz de controlarlo que ni tan siquiera tú mismo eres consciente de ello hasta que un médico te lo diagnostica. Entonces toda tu realidad se derrumba y se pierde el sentido de la propia identidad. Luego vienen las terapias y tratamientos médicos. Los medicamentos para el cerebro. Medicamentos, que como el que quita un dolor de muelas, afectan a la conducta. Y se convierten en un aspecto más de la existencia con el que contar. Y no sólo repercuten en los aspectos que se quieren controlar, los aspectos “negativos”, sino también a otros elementos que a muchos pacientes les gustaría que permaneciesen inmutables (pueden causar apatía, aletargamiento…) Así que el propio tratamiento también se convierte en otro elemento con el que lidiar. Pero lo que más me llamó la atención de los escritores de estos blogs es el terrible aislamiento social que padecen. Su condición les recluye en sus casas y en sí mismos (no en todos los casos pero sí en aquellos más acusados y dependiendo del trastorno claro.) El ser humano necesita relacionarse. Relacionarse con su familia, con sus amigos y, lo más complejo, relacionarse de forma íntima con otra persona. El trastorno mental se convierte en esos casos más difíciles en un enorme abismo que separa a quien lo vive del resto del grupo. Y encontrar una pareja, alguien que te escuche, a quien le gustes, alguien que simplemente te toque pasa a ser algo muy difícil. El paciente se queda recluido en una pecera de cristal soñando con ese momento en el que pueda acercarse a otro sin temor, soñando con tener una vida…”normal”. En los blogs que he leído los autores abordaban sus vivencias de muy diferentes formas. Pero la mayoría relataban su día a día. Sus pequeños logros que podían ser tener un buen estado de ánimo, haber podido hablar con alguien sin ansiedad, no haber tenido pensamientos obsesivos, eran en realidad enormes victorias que les acercaban (y si eran en sentido opuesto les alejaban) de esa existencia ordinaria que tanto ansían. De esa existencia común que todos necesitamos, tanto los que la buscan como los que la tenemos y apenas reparamos en ella (y de hecho, solemos quejarnos de la misma con demasiada frecuencia.)

La realidad de estas personas es una batalla continua contra el propio interior. ¿Batalla? ¿O sería mejor decir convivencia? Hallar una tregua con el trastorno que les permita existir con una cierta tranquilidad. Que les permita hacer cosas tan simples como trabajar, estudiar, salir a pasear, charlar, enamorarse… Desde que empecé a interesarme por este tema he descubierto las vivencias de muchos valientes que, no sólo les hacen frente, sino que además las comparten públicamente para que todo el que quiera pueda acercarse de alguna forma a ellas. Bien sea para buscar consuelo, bien sea para conocer más y mejor la verdad que subyace detrás de un montón de etiquetas, mitos y prejuicios. Porque lo que hay detrás de todo eso, detrás del miedo y de la incomprensión de muchos, son solo personas que desean lo mismo que deseamos todas las personas: amar y ser amadas.

Os animo a que visitéis esta web:

http://www.esquizofrenia24x7.com/

Podéis informaros y obtener una nueva dimensión sobre el asunto.

transtorno mental

También os recomiendo echar un vistazo a la película Silver Linings Playbook (El lado bueno de las cosas) cuyo trailer os dejo a continuación.” SI LA VIDA TE BRINDA UNA OPORTUNIDAD COMO ÉSTA ES UN PECADO NO APROVECHARLA.”

Anuncios

2 comentarios en “AL OTRO LADO DEL CRISTAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s